Unirse a la lista de espera Te avisaremos cuando esté disponible. Sólo compártenos tu email y la cantidad que te interesaría adquirir.
Email Quantity Nosotros, NUNCA compartiremos tus datos.

Silimarina (30 caps)

$261

Caja con 30 cápsulas de 1200 mg

Disponibilidad: Hay existencias

Categoría:

El hígado está ubicado en la parte derecha del cuerpo. Se extiende a lo largo de la parte superior de la cavidad abdominal, arriba del estómago y debajo del diafragma, inclinándose hacia el riñón derecho.

Este órgano vital es blando y elástico con un color marrón rojizo, pesa alrededor de tres libras, y contiene una pinta de sangre en todo momento.

Es triangular y consta de dos lóbulos primarios formados por 1.000 lóbulos. Estos pequeños lóbulos contienen tubos pequeños que están conectados a tubos más grandes que forman el conducto hepático común.

Este conducto es responsable de transportar la bilis generada por el hígado a la vesícula biliar y a la primera parte del intestino delgado conocida como el duodeno.

Nuestro hígado y nuestra vesícula trabajan para mantenernos saludables y eliminar todos los desechos de la sangre.

Sin embargo, muchos de los hábitos que tenemos hoy en día hacen que estos órganos se sobrecarguen y empiecen a acumular toxinas, lo cual provoca otros problemas de salud que pueden desmejorar significativamente nuestra calidad de vida.

La limpieza del hígado y la vesícula biliar es un proceso de depuración hepática profunda que consiste en la eliminación de toxinas del hígado, secreciones de la bilis que no han sido liberadas, arenillas o cálculos biliares.

Esta limpieza es muy fácil de realizar y lo único que necesitas es tener voluntad para adoptarla como un hábito saludable de tu vida diaria.

El hígado es responsable por la producción de la bilis, proteínas para la plasma sanguínea, glucosa, y colesterol. La bilis que el hígado produce ayuda a descomponer las grasas en el intestino delgado y remueve los desechos.

Las proteínas que necesita para la plasma sanguínea también son creadas en el hígado y consisten en fibrinógeno, protrombina y albúminas. Las primeras dos proteínas son componentes de coagulación que ayuda en el proceso de coagulación de la sangre, mientras que las albúminas apoyan el ambiente de la sangre para mantener células sanguíneas en un nivel de hidratación uniforme.

El ” ACEITE DE CARDO ROJO” (Cirsium ehrenbergii Schultz-Bip) se ha utilizado como desintoxicante del hígado (por alcohol o tóxicos), contiene silimarina que actúa directamente sobre las células del hígado, las regenera.

La silimarina actúa sobre las células del hígado como antagonista frente a agentes hepatotóxicos a través de dos mecanismos de acción: modificación de la estructura celular externa de los hepatocitos impidiendo la penetración de las toxinas dentro de la células; y aumento de la síntesis proteica ribosomal lo que estimula la producción de nuevos hepatocitos y la regeneración del hígado.

También ha demostrado acción antioxidante y captadora de radicales libres. Los flavanolignanos han demostrado acción antiinflamatoria y antialérgica tanto in vitro como in vivo. La silibina presenta acción antitumoral in vitro.

La silimarina, además, en estudios frente a tumores inducidos por radiaciones UV en ratas, ha demostrado, por vía tópica, un efecto protector sobre la formación de tumores así como una reducción de la incidencia, multiplicidad y volumen de los mismos.

Opinión de expertos:

“Hay una serie de indicaciones para mantener el sistema biliar funcionando correctamente, entre  ellas encontramos que comer al menos 5 veces al día y en poca cantidad, es recomendable con objeto de vaciar varias veces la vesícula para que no se estanque la bilis en la misma. La cena debe ser muy ligera para que no se produzcan cólicos hepáticos. Se sugiere aderezar ensaladas con jugos de limón, aceite de oliva y ajos crudos. Tomar cereales integrales, legumbres, cebolla y alcachofas. Hacer a menudo curas de jugos verdes, de rábanos, espinacas, cebollas y zanahorias.

Entre las plantas medicinales que contribuyen a hacer la bilis más líquida, favoreciendo que no se formen piedras, disminuyendo los obstáculos que dificultan la salida de la piedra y que ayudan a disolverlas encontramos el diente de león y la silimarina que depuran y protegen”. (Fuente: Olivia González.Nutrióloga./ www.alimentosynuevaera.jimdo.com) 

Peso0.2 kg

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Silimarina (30 caps)”
Scroll to Top